Unos nanómetros de nada…

La cosa va de mi relación con la fotografía infrarroja.

IMG_3100.JPG

A finales de los años setenta probé con la película  infrarroja de kodak en blanco y negro, la cosa no estaba mal, hierba blanca, cielos negros y esas cosas, pero lo que realmente me impresionó fue el resultado de las películas en color. La única pena era que aunque kodak ya usaba el proceso E6 para revelar sus diapositivas excepto el kodachrome, los infrarrojos de color aún se revelaban con el viejo proceso E4 y ver los resultados suponían esperas de mas de un mes.

img_9286.jpg

Cuando Kodak adaptó sus películas para que se revelasen con el proceso standard (E6) fue cuando el flechazo fue definitivo y no dejé de usar esa película. Siempre llevaba equipo duplicado para usar diapositivas “normales” y las marcianas infrarrojas que tanto me gustaban.

Cuando Kodak dejó de fabricar el Ektachrome EIR abandone los infrarrojos pero ahora con la fotografía digital he vuelto a bucear en ellos manipulando el sensor digital de algunas de mis cámaras.

_DSC5454.jpg

De eso va la charla que si el tiempo lo permite y con permiso de la autoridad daré en Espacio Modotti  de Valencia, gracias a la amabilidad de Mayte Piera y Amparo Cerveró el proximo jueves 25 de Octubre a las 8 de la tarde.

_DSC4331.jpg

 

Anuncios

quedarse corto

El pasado día tres de octubre con motivo de una pequeña charla que ofrecí en un nuevo espacio fotográfico que acaba de nacer en Valencia que se llama Espacio Modotti se me ocurrió elegir esta imagen para empezar. Hay veces que el texto y las fotos se llevan muy bien.

Sin título-1

Un año sin ir a Perpignan.

IMG_0376

Siempre que empieza Septiembre, desde hace treinta años, se celebra en Perpignan un festival de fotografía que es un referente en el fotoperiodismo mundial, se trata del Visa pour l´image.

De esos treinta años  he ido mas de la mitad aunque ni soy fotoperiodista ni me interesa especialmente ese mundo a nivel fotográfico.

Creo  que, en general, la fotografia que se practica actualmente es bastante patética, abducida por las redes sociales, el postureo y las falsas apariencias, para mi lo que veía en cada edición del Visa pour l´image era un soplo de aire fresco, sin manipulaciones aparentes, donde vislumbraba rasgos de una fotografía que me interesaba mas y donde la fotografía documental podia ser un espejo donde se podía mirar el retrato, el paisaje y la fotografía de personas de una manera que a mi no me resultaba tan empachante como lo que veía y sigo viendo en casi todas partes.

Por todo eso el año pasado creé un premio de fotografía documental para alumnos de fotografía de escuelas de todo el mundo dotado con mil euros, premio que ganó  la fotógrafa argentina Constanza Portnoy.

Este año no voy a Perpignan, ganas no me faltan, pero es mi primer año de retiro y necesito pensar y empezar el “curso sin curso” de una manera diferente.

Si alguien puede darse una vuelta que no se lo pierda, vale la pena.

 

Un año y tres meses de sequía bloguera.

No se si después de tanto tiempo alguien leerá esta entrada, pero ya tocaba escribir algo y ahi voy.

No es excusa, pero Instagram ha sido un poco culpable de que abandonase el blog.

Hoy es el primer día laborable después de las vacaciones de verano que me he quedado en casa. La diferencia con los inicios de Septiembre del año pasado es que ahora estoy oficialmente jubilado.

He borrado, no se si temporalmente, mis cuentas de instagram y voy a dedicarme a mirar las cosas de otra manera. Las cosas a partir de ahora no deben seguir igual, pero tranquilos que sigo por ahi lo mas activo que puedo con la cámara y lo que se tercie.

Nos vemos._MG_0238

Revisar archivos sin biodramina…

Como los cd´s y los dvd´s como soporte para guardar datos ya no son lo mas de lo mas estoy pegándome el currazo de guardar todas las fotos que tenia en esos soportes en discos duros. No todo es tedioso y aburrido, son archivos de cuando empecé a trabajar con fotografía digital para el banco de imágenes que intenta vender mis fotos, desde el año dos mil hasta, la verdad no lo se porque no se me ha ocurrido mirar el último de los cientos de discos que me quedan por copiar.

Muchas de las fotos son mero curro mercenario, donde se notan las modas igual o mas que si vas a comprar ropa a unos grandes almacenes, pero hay fotos que siempre me sorprenden.

Estas que subo hoy a este blog casi olvidado son reminiscencias de mi amor por Ernst Haas, solo que sustituyendo mi amado y muerto KR64 (kodachrome 64) por una canon eos 1DS. Un solido muerto pesado que era la primera cámara full frame profesional de canon que valía la nomina de casi medio año y que le dio mucho dinero a ganar a mi fisio debido a los dolores de espalda que me provocaba.

Estas fotos son del año 2003 y las subo porque todavía me siguen gustando.

© fotos enrique algarra 2003

G0262VG0263VG0264VG0321VG0290VG0303V

La bota que me estaba esperando 1250 días…

L1007760

Hace mucho tiempo que no subo nada a este blog,  pero la foto que he hecho esta mañana  generaba una historia que me apetecía contar aquí.

Desde hace varios años casi todos los fines de semana almuerzo con un amigo fotógrafo y realizo siempre el mismo camino. Muchas de las fotos que hago en esos paseos pre y post bocata de week end las he publicado en redes sociales o las he utilizado profesionalmente y la bota que ilustra  este post la vi abandonada en el suelo desde hace mas de mil días pero no la fotografié entonces por varios motivos que yo entiendo pero que no tienen explicación. Esta mañana he decidido regalarle un clic, la bota seguía ahi, mas vieja, pero me estaba esperando la muy paciente.

© foto enrique algarra, 25 de marzo de 2017, junto al carril bici de Valencia a Alboraia. Leica M, 50 mm Carl Zeiss  Sonnar 1,5

Aprender de los mayores…Woody Allen y Vittorio Storaro.

A principios de este siglo XXI aún usé alguna vez cámaras con película, pero eso era porque era fan de las diapositivas infrarrojas de kodak (Kodak Ektachrome EIR), pero para todo lo demás la fotografía digital y yo habíamos comenzado un idilio que ya dura lo que va de siglo. He vendido todas mis cámaras  no digitales (no me gusta llamarles analógicas)  y solo guardo un par por nostalgia. Por eso no entiendo la gente que defiende hoy día el trabajo con película.

Todo esto, que no es nuevo, viene porque acabo de llegar del cine de ver la última película de Woody Allen, Cafe Society, y resulta que la fotografía es digital, la primera vez que Woody Allen la usa, pero lo bueno es que el director de fotografía es nada mas y nada menos que Vittorio Storaro, que también se estrenaba con la fotografía digital. Tiene mas de setenta años y es mas moderno que muchos jóvenes, no se trata de hacer experimentos como hizo Antonioni en “Il Mistero di Oberwald” de 1981, basada en un relato de Jean Cocteau, esta vez la fotografía es en mi opinion perfecta.

Recomiendo leer esta entrevista para profundizar un poco.

Por eso digo que esta vez toca aprender de los mayores…